top of page

7 claves que tenés que saber para elegir una ART



Al momento de contratar un empleado, sea cual sea la actividad para la que se lo requiera, es indispensable tomarse el trabajo de buscar una aseguradora de riesgos de trabajo, es decir, una ART.

La razón es simple: en caso de que la persona contratada sufra un accidente o enfermedad en su horario laboral o en situaciones vinculadas al trabajo, el empleador cuenta con el respaldo de la aseguradora que deberá encargarse de la atención médica, el pago del sueldo en caso de que deba ausentarse y también el de indemnizaciones, siempre que corresponda.

Estas son razones básicas y elementales que cualquier responsable de un negocio, industria o comercio que funcione con personal en relación de dependencia debe considerar. Después, a la hora de buscar cuál de las 22 aseguradoras habilitadas es la mejor ART para su o sus empleados, hay otras cuestiones que conviene considerar.

A continuación, siete puntos a tener en cuenta para saber cómo elegir una ART.



1- El seguro para ART es obligatorio


En Argentina, contratar una ART es obligatorio para cualquier empleador. Esta normativa se establece por ley y su incumplimiento puede derivar en infracciones serias. Por eso nadie debería ignorar este punto cuando pretende dar trabajo registrado, y no sólo para cuidar la salud de la o las personas que va a incorporar, sino porque cumpliendo también se asegura de evitar gastos por posibles sanciones.

A saber: el empleador siempre es quien debe pagar por el seguro de riesgo de trabajo. Esto significa que él será el tomador del seguro, siendo el empleado el beneficiario.

En concreto, la normativa que hace obligatorio al seguro de ART es la Ley de Riesgos de Trabajo. El ente oficial que supervisa su cumplimiento y controla a las aseguradoras que proveen cobertura es la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), que coopera, a su vez, con la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN).


2- Qué dice la Ley de Riesgos de Trabajo


La Ley Nº 24.557 es una normativa que plantea y propone una serie de garantías orientadas a evitar los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Para ello, establece una serie de derechos y obligaciones atribuibles tanto a los trabajadores como a los empleadores.

En cuanto al empleador exige, de manera general, los siguientes recaudos y requisitos:

  • Implementar programas de vigilancia de la salud de los trabajadores

  • Identificar los agentes y factores de riesgo laboral, la población expuesta a ellos, la intensidad de la exposición y los indicadores médicos y técnicos que deberán ser utilizados para la detección precoz de las enfermedades.

  • Realizar exámenes laborales obligatorios con el objetivo de la detección precoz del daño que pueda haberse causado en relación con los agentes de riesgos en cada actividad.

  • Detección, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades profesionales , accidentes de trabajo o accidentes en trayecto al puesto laboral.

  • Asegurar al trabajador una atención médica adecuada en el momento oportuno, procurando su mejoría y, en casos más grave, su supervivencia.


3- Cómo saber cuál es el mejor precio para la ART


El precio que el empleador deberá pagar por un seguro de riesgos de trabajo dependerá, inicialmente, del salario mensual que perciba cada empleado registrado (se fija un porcentaje del total del sueldo) y de los riesgos que implique la actividad. Por ejemplo, la cobertura de ART para un trabajador de la construcción debería ser más cara que aquella que asegure posibles lesiones o enfermedades de un empleado de atención al público en un comercio de ropa.

No obstante, hay otras variables que van a influir en el costo de este seguro. Una de ellas es el aporte que el empleador debe hacer al Fondo Fiduciario de Enfermedades Profesionales (FFEP). Desde febrero de 2022 en Argentina, por disposición del Ministerio de Trabajo, los empleadores deben pagar un monto de $100 (cien pesos) por cada trabajador registrado.

Por otra parte, el valor de la alícuota que los empleadores pagarán a la aseguradora que elijan dependerá de cuántos empleados tengan registrados. En muchos casos, la cuota se define por la masa salarial mensual, es decir, la suma total de los salarios de un mes.

Considerando estos aspectos, la mejor manera de saber cómo elegir una ART en función del precio es comparando las coberturas que ofrecen los prestadores habilitados. Para esto, el cotizador de ClickSeguros permite comparar y conocer opciones de seguros de riesgo de trabajo de las mejores aseguradoras de Argentina.



Además de dar con el mejor precio para una cobertura de ART, es importante saber qué beneficios ofrece cada prestador teniendo en cuenta cuáles son los servicios médicos profesionales que darán respuesta ante un posible accidente o enfermedad laboral.


4- Cuáles son los prestadores médicos y centros de salud de la ART

Cuando un empleador contrata una ART garantiza a sus empleados y a las autoridades que un tercero autorizado responderá cuando sea necesario. Sin embargo, la garantía nunca será adecuada si los prestadores de salud afiliados a la aseguradora no están capacitados para actuar ante las situaciones vinculadas a los riesgos que implica la actividad laboral.

Por esto es importante que, antes de elegir una ART, el empleador obtenga información sobre:

  • Qué prestadores de salud acudirán a la sede del trabajo o al domicilio de los empleados, en caso de que sea necesario

  • Si son centros de salud o profesionales autónomos

  • Si los profesionales son especialistas en el área médica necesaria

  • Si cuentan con sedes cercanas a la localidad donde se desarrolla la actividad laboral

  • Si cuentan con instalaciones adecuadas para la atención requerida. Por ejemplo, centros de alta complejidad, urgencias o rehabilitación



5- Consultar cómo trabaja cada ART


En el mismo nivel de importancia que las prestaciones médicas se encuentra el tipo de servicio que provee cada ART en cuanto a la capacidad de respuesta y la incidencia en prevención de accidentes o enfermedades del ámbito laboral.

Para poder comparar y seleccionar el tipo de cobertura para riesgos de trabajo que mejor se ajusta a sus necesidades, un empleador debe obtener información relacionada a:

  • La frecuencia y el nivel de asesoramiento que cada aseguradora proponga

  • Cómo, dónde y cada cuánto se realizarán exámenes médicos y supervisiones a los empleados

  • Si la aseguradora cuenta con programas de capacitación destinados a los trabajadores con el fin de prevenir accidentes laborales

  • Cuáles serán los procedimientos en caso de accidente o enfermedad profesional y si habrá instancias de análisis para evitar futuros siniestros


6- Cómo se realizan los reintegros de ART


Cuando se produce un siniestro y el trabajador queda inhabilitado físicamente para cumplir sus funciones, durante los primeros 10 días de baja laboral estará a cargo del empleador, es decir, éste se hará cargo de pagar su salario. Luego, a partir del día 11, el empleador continúa abonando la prestación dineraria pero a cuenta de la ART, para luego solicitar el reintegro.

El reintegro de la ART al empleador se calcula sumando el equivalente a los días de baja médica del trabajador accidentado. La aseguradora realiza la cuenta del monto que corresponda a la Incapacidad Laboral Temporaria (ILT) basándose en el Art. 208 de la Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744 y el decreto 1694/09, de acuerdo al proporcional que figure en los recibos de sueldo del trabajador, los cuales deben ser aportados por el empleador.

Si bien este mecanismo es general y más o menos similar para distintas aseguradoras de riesgos de trabajo, el criterio puede cambiar de un prestador a otro ya que, aunque haya normativas que rigen a todos, cada uno trabaja con sus propias políticas.


7- ¿Sirve contratar una ART para trabajadores independientes?


Aunque los seguros que se contratan con aseguradoras de riesgos de trabajo y las coberturas de accidentes personales tienen fines similares, hay algunas diferencias elementales entre estas prestaciones.

En primer lugar, el seguro de ART es obligatorio por ley mientras que el de accidentes personales puede ser exigido en algún tipo de contrato de prestación de servicios, pero ninguna legislación lo exige a las empresas o empleadores en general.

Asimismo, y como detallamos anteriormente, las aseguradoras de riesgos de trabajo realizan una serie de tareas y evaluaciones con el fin de prevenir siniestros además de brindar otras prestaciones complementarias, mientras que los seguros de accidentes personales solo contemplan el pago de una prima en caso de siniestro.

Por otra parte, los seguros de ART están preparados para cubrir una serie de garantías establecidas por ley. Dentro de este marco se adaptan a los distintos tipos de riesgo para cada actividad laboral, pudiendo abarcar grandes cantidades de empleados y a largo plazo.

Los seguros de accidentes personales, por su parte, brindan coberturas más flexibles, por lo que es más común que se los requiera para actividades puntuales y/o ocasionales en las que es necesario proteger a un empleado o una cantidad reducida.

Para conocer detalladamente cómo funciona cada seguro, como también sus tipos de cobertura y precios, desde ClickSeguros recomendamos utilizar nuestro cotizador. Así, cualquier empleador que busque el seguro de ART que mejor se ajuste a las necesidades de su negocio o empresa podrá comparar entre las mejores aseguradoras habilitadas en Argentina.



182 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page